sábado, 2 de febrero de 2222

El por qué de este blog.



Hay recuerdos que aún a pesar de haber transcurrido ya más de cuarenta años, están frescos en la memoria.

En 1.973 poco podía imaginarme que aquel regalo que mi padre me hizo el 30 de marzo, pudiese influir en mi vida, lo que hasta el día de hoy lo hizo.
Aquella tarde, llegó a casa y me dijo: “Te traigo este libro que te va a gustar. Toma”. Y me dió este pequeño libro:

Portada y contraportada.

Photobucket

Cual sería mi sorpresa cuando al abrirlo me encontré la dedicatoria:
Photobucket

En aquel entonces, con 14 años, estudiando 4º de bachillerato y en plena adolescencia, ávido de aventuras, ni que decir tiene que lo devoré “en menos que canta un gallo”.
Aunque el argumento básico eran los dramas acaecidos en el Naranjo de Bulnes, narrados con un estilo muy directo, muy apasionado,muy polémico tal cual era su autor:

Photobucket

también entré en contacto con un mundo del que hasta entonces nunca había oído hablar: la montaña. En aquellas páginas había una guía básica de “los vocablos que para el montañero tienen un sentido especial y es importante familiarizarse con ellos”:
Photobucket


Encontré también la historia de un mito que, como no, me hizo soñar:
Photobucket

Y ví los primeros croquis y fotos de un “espacio” que desconocía pero en el que entreveía aventuras soñadas y un mundo por descubrir:
Photobucket


Ni que decir que el efecto que desencadenó aquel regalo, ni mi padre ni yo mismo éramos conscientes en aquella tarde de final de marzo del 73. No recuerdo que pasó por mi mente, ni como se forjó en mí la afición que desde aquel momento surgió en mi interior. Lo que sí tengo claro, sobre todo porque fruto de aquella “pasión” me volví metódico en este terreno, es que el 5 de Septiembre de aquel mismo año, hacía mi primer excursión de montaña, como no, viviendo en Oviedo, al Naranco. Y así la describí en una libreta que rimbombantemente abrí con el título de “ Historial montañero” y que afortunadamente aún conservo hoy en día:
Photobucket

Tras aquella primera,seguirían La Magdalena, Peñamayor, La Mostayal.....
En Enero de 1974 me federé y asocié al Grupo Montañero Vetusta donde con Chema Arguelles, Julián, Tano y tantos otros desarrollé y amplié mi afición:
Photobucket


Durante todos estos años, muchas han sido las excursiones realizadas, muchas las cumbres ascendidas:
Photobucket


muchos buenos momentos compartidos con amigos:
Jesús, Alberto y yo. Gamonal 1974 - Con Eva,Ana y Fernando.Refugio de Vegarredonda 1.976
Photobucket
Juan Carlos, Jose Ramón y el Zar. Albos 1.979 - Alberto. Torre de Enmedio 1.978



Hubo una primera etapa intensa; un periodo de inactividad…. largo; pero seguido de un reinicio, ahora, junto a mis hijos Eva y Enol muy prestoso. De todo esto trata este blog. Lo que hace cuarenta años se escribía en unas hojas de libreta para recordar nuevos caminos, ahora se escribe on-line, eso sí, con la misma pasión, con el mismo cariño que antes, pero sobre todo, y gracias a las nuevas tecnologías, para compartirlo con más gente, con más “amigos” que disfrutan de esa misma afición que es la montaña y quien sabe si en algún lector podrán despertar estas modestas narraciones la misma aficción que aquel libro despertó en mí.
Poco a poco espero ir construyendo este blog tanto con las nuevas rutas que iremos haciendo, como con el material que el paso del tiempo ha respetado y aún conservo

descripciones en la libreta fundamentalmente:
Photobucket

Tarjetas de cumbres:
Photobucket


Fotos:
En el refugio del Meicin. Julio 1.975 - Bajando del Portillín con Ana, Eva y Fernando. Septiembre 1.975
Photobucket

subiendo a Peña Santa de Enol,con Eva, Ana y Fernando. Agosto 1.976 - Subiendo a Ubiña la pequeña con Alberto. Semana santa 1.979
Photobucket


y espero que sirva, aunque ya menos rimbombantemente, como recuerdo de mi afición por la montaña y como homenaje a mi padre que con aquel regalo hizo nacer en mí –¿fué sin saberlo?– la pasión por la montaña y todo lo que ello conlleva.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Los Muxivén desde Lumajo.

Así de guapo lucían el pasado 18 de junio los Muxivén cuando en compañía de Susi, Pedro y "Lola" dejábamos Babia, tras la visita a Pepe Moriscal  en su establecimiento de Huergas de Babia , y entrábamos en Laciana para acometer su ascensión desde Lumajo, en un día que presumíamos de mucho calor, como después comprobaríamos.

En la parte alta del pueblo, dejamos los coches en la explanada existente  y comenzamos la andadura siguiendo la pista de tierra que se adentra en el valle de la Almuzarra con un pequeño pero llamativo Cornón, que desde aquí también se puede coronar, asomando por detrás del pico la Regada.

Dejaremos de lado, en el primer cruce existente, el ramal que sube a la derecha y que sería el adecuado para ir al Cornón

siguiendo la pista de la izquierda para cruzar el arroyo que discurre por el valle, por ancho puente

desestimamos un primer ramal que a los poco metros sale a la izquierda de la pista, continuando por ella hasta encontrar un segundo que ahora si tomamos y por el que ascendemos


hasta toparnos con unas fincas cerradas enfrente, tras las cuales, imponente, está el Muxivén

nosotros aquí bordeamos la finca por su derecha para en la parte alta, cruzando una zona de altos escobales entroncar con un camino que bien podríamos haber tomado si frente a la portilla de la finca hubiésemos continuado más a su derecha por una pradera allí existente

de todas formas, y pese a lo incómodo de encontrarlo entre los escobales, el camino nos saca a una zona alta de prados que atravesamos siguiendo un leve sendero y dejando a nuestra izquierda los impresionantes paredones del Muxivén.

Por encima de estos prados, de El Navariego, coincidimos con los componentes de un grupo de montaña que también se dirigen al Muxivén y con quienes continuaremos un buen trecho

Atrás va quedando ya muy lejano Lumajo

y cuando alcanzamos la laguna Chaviecha, con bastante poca agua aunque Lola aprovecha para refrescarse

vemos hacia adelante el collado La Bobia al que hemos de encaminarnos

hacia el que progresamos por un sendero que discurre entre tapizada vegetación

facilitándonos el ascenso por la empinada ladera como se aprecia en esta vista en la que contrasta la inclinación de la ladera que subimos al collado La Bobia con la planitud, al fondo, del asentamiento de la laguna

Ganado el collado de la Bobia, giramos a nuestra izquierda para siguiendo la alambrada, por uno u otro lado –tarde o temprano hay que cruzarla-, ascender hacia el pequeño y cuarcítico pico La Bobia
    ( Vista atrás)

el  sendero va algo más a la derecha de la propia crestería por la que ascendemos nosotros para ir disfrutando de las vistas hacia el valle – señalar aquí que el valle de la Almuzarra es el límite entre la caliza, a su este, y la cuarcita, a su oeste. 

continuando por ella a la cumbre del Rebezo, con el Muxivén norte ya delante

mientras que atrás las vistas ya se han ampliado asomando el Cornón por encima del alto las Rebezas

Desde este punto tan solo resta seguir la cumbrera


por un marcado sendero

hasta alcanzar la cumbre del Muxivén Norte


desde la que vemos al grupo en la del Muxivén principal

Tras unos momentos de disfrute de las panorámicas desde la cumbre, proseguimos camino hacia la principal

continuando por la collada que los une hacia la principal cruzándonos  a medio camino con los componentes del grupo que seguían con su ruta

encontrándonos la cumbre principal que poco antes había estado “abarrotada”, completamente sola para disfrutar de sus vistas.

Al norte

con zoom:
    Cornón


Al este

Con zoom:
    Penouta

    Peña Chana y picos Blancos

Al sur

con zoom:
    Pantano de Las Rozas
Al oeste


En el buzón de cumbres encontramos un hermoso recuerdo para Rocky, un perrín montañero fallecido 

Y tras hacernos las fotos de rigor,

y a pesar del sofocante calor que hace, decidimos proseguir hacia el Muxivén sur para así completar la terna. Para ello descendemos desde la misma cumbre hacia  la amplia collada que los separa


por una ladera bastante empinada y con abundante vegetación

aunque un marcado sendero la recorre facilitando el avance

 bordeando por la derecha el crestón que hay a mitad de camino

desde donde contemplamos esta imagen del relieve glaciar

Avanzamos ahora por una zona más llana

hasta encontrarnos con el resalte cuarcítico que forma la cumbre sur

a la que ascendemos teniendo que ayudarnos con las manos en algún momento

Hace ya un calor tremendo y nos da mucha pereza regresar sobre nuestros pasos. Estamos en la vertical de Lumajo 

y aunque hemos leído que el recorrido desde esta cumbre sur hasta la población no “es aconsejable” por la densa vegetación existente que la convierte en prácticamente intransitable, decidimos volver por ahí así que nos trazamos una ruta a seguir en la que fijamos como objetivo prioritario el paso por unas pequeñas lagunas que hay en la base del pico para que “Lola” pueda refrescarse.

Desde la cumbre, trazamos un camino a seguir por los bloques cuarcíticos, en dirección sur, para bordear el crestón que conforma el Muxiven

y aunque la progresión se hace lenta tanto por el tamaño de los bloques, como por su inestabilidad

vamos descendiendo por ellos aprovechando siempre que se puede, pues fuera de ellos la vegetación entorpece el avance


llegamos así hasta un collado desde el que ya vemos, aunque bastante abajo, las praderías donde están las lagunas, y desde el que los cortados han dejado paso a terreno por el que poder descender

 aunque ahora ya toca lidiar con la vegetación “en estado puro”. Estudiamos el terreno y nos metemos en faena aprovechando siempre que podemos las zonas con piedras


ya que en las que no hay, la vegetación, alto y espesa, nos dificulta el avance.

 Llegamos finalmente a los prados donde están las lagunas y nos dirigimos hacia ellas



dejando atrás esta ladera por la que acabamos de descender

En las lagunas, Lola encuentra el alivio deseado chapoteando en sus aguas. Desde ellas vemos las cumbres del Muxivén, pequeña a la derecha, y del Muxivén sur, ésta sobre nosotros.

Es hora de continuar así que superamos la morrena que cierra la laguna y nos asomamos de nuevo al valle viendo Lumajo más cerca pero separados de él por una ladera de arbustos y escobas que hemos de atravesar hasta unos prados a medio recorrido. Nuevamente vamos buscando el terreno menos denso de vegetación y descendiendo hasta los prados

Tras atravesarlos hacia la izquierda, nos metemos por el cauce de un pequeño arroyo por el que si bien vamos algo más frescos, el avance se hace tremendamente pesado por lo denso de la vegetación. Por él descendemos como un centenar de metros de desnivel

hasta encontrar un terreno mas despejado en el que pronto damos con una muria de piedras que seguimos en descenso hacia la izquierda por la que llegamos a unos prados cercados

tras ellos, enlazamos con un marcado camino que siguiendo la muria y con Lumajo ya a la vista,

desciende hacia la parte alta del pueblo

para cruzar el río por un puente que está cerrado por una verja que saltamos

dando paso a una empinada caleya que sube hasta las casas

donde vemos la ladera descendida desde que encontramos el camino en lo alto del todo

y que conecta con el aparcamiento donde están los coches por unos escasos metros de un precioso camino empedrado

dando vista a las tres cumbres del Muxivén que acabamos de recorrer

antes de dirigirnos a la fuente

donde damos cumplida cuenta de unos litros de fresca agua que calman la sed y los 36ºC que había en aquellos momentos.

Dando por finalizado un gran día de montaña.


Como siempre os dejo los tiempos orientativos del recorrido:

En coche:
Oviedo - Lumajo (por el Huerna)......................................................... 90´


A pié:
Lumajo - collado la Bobia.................................................................... 80´
collado la Bobia - Muxiven norte.......................................................... 50´
Muxiven Norte - cumbre principal........................................................   9´
cumbre principal - Muxivén sur............................................................  45´
Muxivén sur - lagunas..........................................................................  70´
lagunas - Lumajo.................................................................................  80´



Espero que os haya gustado y como recomendación permitirme aconsejaros que desde la cumbre principal, desandéis vuestros pasos pues el resto del recorrido poco aporta a la ruta. Ni la cumbre del Muxivén sur ofrece vistas nuevas a las contempladas desde la cumbre principal,  ni el recorrido ofrece alicientes para seguirlo.
Esto es todo amigos.
Hasta pronto.